La Historia

El hotel está situado en el corazón del tercer distrito de París en la zona del Haut Marais, un barrio que ha sido testigo de la historia de la ciudad. A partir del siglo XIII, los monjes comenzaron a cultivar las marismas de esta zona, omnipresentes en esta época.  

Más tarde, en el siglo XV, el rey se instaló ahí e hizo construir una residencia llamada Hôtel Saint-Pol. Sin embargo, el elemento predominante que forjó la reputación del barrio fue la Place Royale, construida a principios del siglo XVII y conocida actualmente como Place des Vosges.

A principios del siglo XX, el lugar sufrió una metamorfosis con la llegada de inmigrantes de Europa central en el barrio judío. Los talleres de confección de tejidos se multiplicaron.

La calle de Poitou, donde se encuentra el Hôtel du Petit Moulin, es un testigo del pasado. Lleva el nombre de la antigua provincia francesa por el proyecto, jamás realizado, de Enrique IV de construir una Plaza de Francia cuyas calles radiales tenían que llevar el nombre de una provincia francesa.

Hoy en día, este lugar es un sitio ineludible de la moda para descubrir nuevas tendencias y reutilizar la ropa de forma única.

“I was immediately struck by the quirky perspectives, the almost maze-like way the floors are connected, and the highly functional new spaces that have been created in keeping with the listed parts of the hotel, with their picturesque and “old Paris” style.”

Christian Lacroix